Sunday, November 05, 2006

Bodas de sangre, “la película”


This essay is written about Carlos Saura's

film and dance adaptation of Federico García Lorca's play Bodas de sangre.



Bodas de sangre, “la película”

A algunos de los estudiantes de nuestra clase, la película de Carlos Saura, Bodas de Sangre, no les gustó. Para la mayoría de ellos, el problema fue la primera parte en que podemos ver entre bastidores a los bailes y músicos antes de la danza. Pero, para mí, la primera parte es una parte integrante en lo que hace de la película una obra de arte en sí mismo. Por supuesto, Saura no incluyó la primera parte por casualidad, sino por razones de la “licencia poética.”

Hay mucha evidencia que la película de Saura es una obra en sí misma. Podemos encontrar con la evidencia el hecho de que Saura hiciera ciertas decisiones sobre el contenido de la película. Incluyó e excluyó algunos elementos de las obras de Federico García Lorca y Antonio Gades, y añadió otros elementos nuevos. Por ejemplo, todo el diálogo fue excluído. Por otra parte, las canciones fueron incluidas. En el baile, la escena de la pelea entre Leonardo y el Novio fue añadida a la obra de teatro, y en la película las primeras escenas fueron añadidas al baile. Estos cambios de la obra original dan apoyo al concepto de la película como obra de arte separada de las otras obras.

Es sólo en la última parte, la parte de la danza, que la película se refiere directamente a las otras obras. Aun en esta parte hay diferencias entre la película y la obra de teatro, pero la mayor parte de estas diferencias ocurren porque la película es una interpretación de una interpretación. Los elementos de la obra de García Lorca que Gades no incluyó en su baile son evidentes en la película. Un ejemplo muy obvio es la exclusión de todo el diálogo. En lugar del diálogo, Gades y entonces Saura decidieron usar el baile para expresar las oraciones de los personajes. Pero la película de Saura no es simplemente un recuerdo de una obra de baile.

Hay distinciones entre la película y las otras obras en términos de énfasis, también. De hecho, en la película la danza sirve como el telón de fondo para un drama muy sutil. En el primer nivel, este drama trata de un grupo de artistas - bailes, músicos y cantantes - y su preparación para y ejecución de un ensayo general del baile Bodas de sangre. En otro nivel, el drama trata de los pensamientos introspectivos del coreógrafo. Finalmente, en el tercer nivel la drama trata del nacimiento de una obra maestra de baile.

Hay otras diferencias profundas entre las obras de García Lorca y Saura también. Por ejemplo, en la obra de teatro, el énfasis está en los elementos abstractos como el honor y el destino, y los personajes simbólicos como la Luna y la Mendiga, tanto como en el triángulo de amor o la acción de la trama. En la obra de García Lorca, el autor puede hablar más o menos directamente con su audiencia por el uso del diálogo y del simbolismo de los personajes y sus palabras. Pero en el baile y en la película, el énfasis es por necesidad en cosas más visuales. Es por eso que en el baile podemos ver la lucha entre Leonardo y El Novio, un suceso muy visual. También es porque no necesitamos comprender cosas históricas como los problemas entre las familias de los Félix y del Novio para comprender los sucesos de la danza.

Con su énfasis en la acción como en el baile, y en los otros niveles que no figuran en la obra original, la película hace muy claro que es más que una nueva versión de Bodas de sangre. Al contrario, es una nueva composición sobre un tema familiar. La película no es solamente la versión cinematográfica ni de la obra de teatro de Federico García Lorca, ni del baile flamenco de Antonio Gades, sino que se vale por sí misma como una obra de arte autónoma. La obra de teatro y la danza le dan énfasis al cuento que tuvo su origen en una noticia. La película de Carlos Saura, por otro lado, le da énfasis al drama que ocurre entre bastidores tanto como al cuento. De la misma manera que la obra de teatro tuvo su origen en un periódico pero Lorca la llevó a un nuevo nivel, la película de Carlos Saura tuvo su origen en la versión flamenca de Bodas de sangre y la llevó a un nivel distinto. De la misma manera que Bodas de sangre como obra de teatro es más que la noticia original, y Bodas de sangre como baile es algo más que la obra de teatro (o, de todos modos algo diferente), Bodas de sangre como película es otra vez más. Es el resultado de la visión e interpretación de un artista del cine.

Post a Comment