Friday, November 17, 2006

Descripción de un animal misterioso

Descripción de un animal misterioso

¿Puede Ud. advinar qué animal soy? Si fuera pescador, lo sabría. No tengo aletas, pero los pescadores tienen que cogerme antes de coger un pez. También si fuera granjero me conocería. Vivo en las granjas con otros animales. No tengo cuernos como una vaca ni alas como un pollo. A mí me gusta el barro, pero no soy un puerco. Ayudo al granjero en el cultivación de la tierra, pero no soy el caballo del arado. Suelo andar siempre por la noche porque tengo miedo de la luz del sol (no, no soy un murciélago). El aspecto irónico de la situación es que aunque nosotros, los de mi especie, casi siempre estamos muy cercanos, normalmente anadamos sin ser vistos.

¿Requiere Ud. de más pistas para comprender quien soy? Pues, bien. Le daré más indirectas. No vivo sólo en las granjas, vivo en muchos otros lugares, también. Vivo en bosques y parques y aún en su propio patio de recreo. Normalmente prefiero vivir en un ambiente húmedo. Me gusta comer las hojas que se caen apartado de los árboles y otros materiales de las plantas. ¿Ha adivinado mi identidad todavía?

Tal vez si le revelo un poquito más sobre mí, entenderá el enigma. Vivo en un túnel, o más bien una serie de túneles subterráneos. Desde el momento en que vivo oscuro, no tengo ojos ni orejas, pero soy muy sensible a las vibraciones de cosas que se mueven cerca de mí. Se puede encontrar mi tipo en todos partes del mundo. En Seattle (y la mayor parte del Hemisferio Occidental) mis parientes son rojizo-castaño en color. Mis primos en Inglaterra son verdes. Yo, como la mayor parte de mis parientes, crecerá ser nada más que diez pulgadas en longitud. Mis parientes en Australia, sin embargo, ¡ puede crecer a diez pies! ¿Sabe ahora lo que soy?

Tengo muchos otros parientes (más o menos distante) que viven en lugares diferentes y que hacen cosas diferentes. Algunos de ellos aun viven dentro de otros animales. En lugar de ser útil, como mis hermanos y yo, ellos están dañosos. Es por éste y por otro razones similares que a casi nadie nos le gustamos.

¿Ya ha descifrado mi seceto? No hay mucho más que puedo decirlo sin revelar mi identidad. Sin embargo, mi secreto no es muy difícil adivinar. De hecho, se ha dicho que mi tipo es tan ordinario como la tierra.

Post a Comment